María Antonieta, detonante de la Revolución Francesa

marianatonieta

María Antonia Josefa Juana de Habsburgo-Lorena, más conocida como María Antonieta, fue princesa real de Hungría y Bohemia, archiduquesa de Austria y la reina consorte de Francia, de Navarra y de los franceses gracias a su enlace con Luis XVI. Este personaje histórico destaca por su frivolidad, gustos caros y su fama de despilfarradora.

Con tan sólo 12 años ya sabía que sería reina de Francia, por ese motivo comenzó a educarse para ser una perfecta princesa antes de su enlace en 1770 con el delfín de Francia, Luís, al que, según muchos historiadores, jamás amaría.

Destacó desde muy joven por su belleza. Muchos autores alagaban su finura, su estilo, su hermosura, destacando que sin lugar a dudas era una de las princesas europeas más gráciles de ese momento, a pesar de contar con ese labio inferior de los Habsburgo que tan poco gustaba en la corte francesa.

Esta mujer ignoró durante todo su reinado las miserias de un pueblo francés que se moría de hambre, además, contribuiría directamente al descrédito de la monarquía en los años anteriores a la famosa Revolución Francesa.

Entre sus muestras de desprecio a todo lo que no tuviera que ver con su propia vida y disfrute, dejó de recibir en audiencia a la nobleza, generando así una enemistad clara hacia ella por las clases altas; desautorizó las reformas liberales; envió a sus tropas contra la masa hambrienta que se aglutinaba en el palacio de Versalles; Puso al rey de Francia en contra de la Revolución; Rechazó un acuerdo con los moderados y se encargó de que el rey pudiera favorecer a los extremistas.

Alguno aseguran que ante la constante petición de alimentos por parte de los ciudadanos, que no contaban ni con harina ni trigo, pronunció la famosa frase de “qué coman pasteles”, algo que habría terminado por enfadar de manera enorme a los súbditos del reino. No obstante, este tema es bastante debatido y no se asegura 100% que la frase fuera exactamente así y que fuera además pronunciada por la reina.

Por todo ello, muchos historiadores defienden la teoría de que en realidad, María Antonieta, tenía fe en que estallara el conflicto bélico entre Francia y Austria, esperando también una clara derrota francesa.

Su influencia y la incapacidad de Luis XVI desembocaron en el estallido de la Revolución Francesa. Así, en 1792 fue detenida y encarcelada junto a su marido en la prisión de Temple. La Convención ordenaría la ejecución del rey en enero de 1793, mientras que ella, separada de sus cuatro hijos, fue condenada a la pena capital y degollada en la guillotina en octubre de ese mismo año.

Otros enlaces de interés:

Publicado en: Personajes históricos

Tags:

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top