Teoría de la gran catástrofe de Toba

Vista del Lago Toba

A lo largo de la historia del hombre, muchas son las catástrofes naturales que han mermado considerablemente la población. No obstante, debemos recorrer un largo viaje en el tiempo para conocer, o teorizar, sobre la gran catástrofe volcánica que acabó con un número espeluznante de nuestros antepasados y que condicionó nuestra evolución.

Evidentemente no podemos saber con certeza que fue lo que pasó; no obstante, los estudios actuales permiten realizar tareas de aproximación, que arrojarían un poco de luz a la supuesta explosión del supervolcán situado en el lago Toba hace 70 o 75 mil años. Estos estudios aseguran que a raíz de esta catástrofe única, por lo menos hasta el conocimiento actual sobre la historia de la tierra, habría producido un cuello de botella en la raza humana, reduciendo la población mundial a 10.000 o incluso a 1.000 habitantes. Además, dicho acontecimiento natural habría provocado un invierno volcánico voraz con unas bajadas impresionantes durante 6 o 7 años.

El conocimiento de la existencia de este volcán lo encontramos en el lago Toba, al norte de la isla de Sumatra, Indonesia. Dicha explosión habría dado lugar al lago volcánico más grande del mundo, con unas dimensiones de 100 km x 30 km y 505 metros de profundidad.

La explosión fue tan colosal que habría tomado una fuerza 3.000 mayor que otras erupciones destacadas de la historia, como la mortífera erupción del Monte de Santa Helena. Hay estudios que aseguran que con el paso de los años y tras varios proyectos e investigación se han encontrado restos de esta explosión en lugares como el Sur de la India, algo que nos hace ver la magnitud del suceso.

Si bien es cierto que la población, ante la explosión, ya se habría visto mermada significativamente. El invierno volcánico al que fue sometida la tierra entre 6 y 7 años después de la catástrofe fue realmente aterrador, y por tanto también habría matado a gran parte de estos supervivientes. Y es que según se ha estudiado las temperaturas globales podrían haber registrado descensos de hasta 15 ºC.

Esta teoría defendería la aniquilación total de varias especies de homo. Por tanto la población actual del mundo, o por lo menos una parte muy pero que muy significativa, vendría directamente de una misma especie. Los restos de una especie que sobrevivió a la catástrofe natural más colosal a la que la tierra nos ha enfrentado.

Foto vía: Smulan77

Publicado en: Catástrofes, Prehistoria

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top