La ciudad de Veyes

Veyes

En la actual Formello, provincia de Roma, se emplazaba la antigua ciudad de Veyes, un importante enclave etrusco que llegó a ser incluso la urbe más importante de las que conformaban la célebre Liga Etrusca.

Esto fue así, debido prácticamente a su magnífica situación estratégica, ya que estaba enclavada justo en la frontera meridional con Etruria. Además de esto, era la localidad etrusca más cercana a la imponente Roma, por lo que casi de forma continua ambos pueblos estuvieron en guerra: los enfrentamientos llegaron a dilatarse en el tiempo más de 300 años.

Tras este largo período, en el siglo IV a.d.C. cayó en manos finalmente del ejercito romano, comandado por el general Marco Furio Camilo durante la conocida como Guerra de Veyes, que se extendió durante 10 años. A partir de entonces, la ciudad pasó a ser parte de la República Romana.

Aunque Livia, la esposa de Augusto, tuvo una propiedad en Veyes y que la ciudad fue muy conocida y apreciada por la calidad de sus estatuas, fue no obstante abandonada durante la época del Imperio Romano y del mismo modo condenada al olvido. No sería hasta el siglo XVII cuando sus restos fueron descubiertos por Raphael Fabretti y hoy en día pueden contemplarse cerca de Isola Farnese, un pequeño pueblo de la zona.

En la periferia de lo que era la ciudad han sido hallados, asimismo, los vestigios de un antiguo templo, así como diversos túmulos y tumbas que habían sido excavados en la roca. La más célebre de estas últimas es denominada como la Grotta Campana, descubierta en el año 1843. Es famosa porque en su interior alberga los que son considerados como los frescos etruscos más antiguos de los que se tiene constancia.

Por si esto fuera poco, han salido a la luz también las ruinas de túneles de gran longitud que llevaban hasta la ciudad.

Foto Vía: Blog curioso

Publicado en: Edad Antigua

Tags:

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top