La legendaria ciudad de Petra

Petra

Uno de los, tal vez, mayores y más importantes enclaves arqueológicos del mundo sea el de la ciudad jordana de Petra. Antigua y magnífica capital del reino nabateo, esta joya del desierto sigue dejando con la boca abierta a las hordas de turistas que cada año se acercan a conocer su belleza y sus secretos.

Excavada en la roca rosada en el desierto de Siria, en medio de un angosto valle situado entre el Mar Muerto y el Golfo de Agaba, la legendaria ciudad de Petra fue descubierta por el suizo Johann Ludwig Burckhardt en el año 1812, devolviéndola de nuevo su lugar en la Historia. La grandiosa fachada de 40 metros de altura ya se ha convertido en todo un símbolo actual de la ciudad.

Fundada en el siglo VII a.d.C. por los edomitas, no fue hasta el siglo siguiente que fue ocupada por los nabateos que aprovecharon su perfecta situación estratégica en la ruta de las caravanas que transportaban todo tipo de especias y otros productos de lujo de Oriente para hacer que la urbe prosperase hasta llegar a ser una de las capitales más majestuosas del Mundo Antiguo.

Serían estas mismas rutas que la condujeron a lo más alto las que, en el siglo VIII la llevasen, junto a una serie de terremotos, también a la ruina al cambiar su itinerario, por lo que la ciudad acabó siendo abandonada y cayó en el olvido hasta su descubrimiento en el siglo XIX.

Sus vestigios más famosos son los edificios conocidos como la Khazneh (la Tesorería) y el Deir (el Monasterio). El conjunto que forman todos ellos es tan sumamente único que no sólo están calificados como Patrimonio Mundial, sino también como Parque Nacional Arqueológico y, desde el 2007, la ciudad es una de las que conforman la lista de las Nueve Siete Maravillas del Mundo.

  • Más información: Petra

Foto Vía: Patrimonio Guadix

Publicado en: Edad Antigua

Tags:

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top