El Libro Rojo de Mao, propaganda de un régimen

El Libro Rojo de Mao

El segundo libro más publicado de la historia después de la Biblia con 900 millones de copias impresas es el Libro Rojo de Mao; refiriéndose al que fue presidente de la República Popular China Mao Tse-Tung o Mao Zedong, desde 1949 y hasta su muerte en 1976.

Esta obra fue publicada en abril de 1964 y es una recopilación de citas, discursos y escritos del dirigente revolucionario cuya presentación con pastas rojas le da el nombre por el que le conocemos en Occidente aunque en China su nombre es “Citas del Presidente Mao” o coloquialmente “Libro Tesoro Rojo”

Durante la Revolución Cultural que el país vivió era obligatorio su estudio y lectura en los colegios y centros de trabajo así como llevarlo siempre encima llegando a estar penado con trabajos forzados su desconocimiento o pérdida. Se argumentaba que el conocimiento de sus normas repercutía en la felicidad y productividad del trabajador.

El libro se divide en treinta y tres capítulos donde se sigue la ideología maoísta y las doctrinas basadas en la fe en el partido comunista y en el poder de las masas especialmente el campesinado. Las frases procedentes de Mao Zedong aparecen resaltadas en negrita o en color rojo.

La influencia de este libro era tal que en los carteles de propaganda con la figura de los diferentes personajes de la Revolución estos aparecían con la obra en la mano y cualquier texto que se escribiera en esos años en China, aunque fuera un tratado científico, se debía de introducir alguna cita de Mao.

Con la muerte del dictador en 1976 y la llegada al poder en 1978 de Deng Xiaoping su difusión fue aminorando al considerarlo un culto excesivo hacia su autor y actualmente solo se imprimen para la adquisición por parte de los turistas que visitan China.

Algunas citas:

Cultura: La cultura revolucionaria es una poderosa arma revolucionaria para las grandes masas del pueblo. Antes de que se produzca la revolución, prepara ideológicamente el terreno, y durante ella, constituye una parte necesaria e importante del frente general de la revolución.
Comunismo: Los comunistas somos como la semilla y el pueblo como la tierra. Dondequiera que vayamos, debemos unirnos con el pueblo, echar raíces y florecer en él.
Crítica y Autocrítica: El Partido Comunista no teme la crítica porque somos marxistas, la verdad está de nuestro lado y las masas básicas, los obreros y campesinos, están con nosotros.

Imagen: Forojovenes

Publicado en: Edad Contemporanea

Tags: , ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top