La Revolución Gloriosa de 1868

Gobierno Provisional de 1869

El 19 de Setiembre de 1868 una escuadra naval estacionada en Cadiz, con el Almirante Juan Bautista Topete a la cabeza, se alza reclamando la abdicación de la reina Isabel II.

Los insurrectos lanzaron una proclama contra la monarquía i el gobierno, con lo cual consiguieron que la sublevación fuera secundada rápidamente por muchas unidades del ejército y también por la población civil que estaba harta de la corrupción imperante.

En pocos días la idea de que la reina ha de abandona el país se extiende por toda la península. A lo largo de la costa mediterránea se vivirán movimientos de masas que piden el fin de la dinastia de los Borbones.

Una semana más tarde, el 28 de setiembre, las divisiones revolucionarias que desde Andalucía se dirigen hacia Madrid son interceptadas por un cuerpo del ejército monárquico que les intenta cerrar el paso.

A pesar de llevar la iniciativa los realistas son derrotados sin mucho esfuerzo. Tras este choque, conocido con el nombre de batalla de Alcolea, los partidarios de la monarquía no volverán a ser capaces de entablar combate.

En esta situación, viéndose sin apoyos, la casa real al completo decide emprender el exilio en dirección a Francia. Finaliza de esta manera el reinado de Isabel II que había comenzado en la década de 1830.

La monarquía cayó rápidamente en 1868 pero su colapso llevaba años fraguándose. El malestar generado a causa de la manera autárquica de gobernar de Isabel II se estaba incrementando desde principios de la década de 1860. Durante años la soberana se respaldo para dirigir el país solo en el Partido Moderado, dejando de lado y prescindiendo del Partido Progresistas. Actuando de esta manera la casa real estaba rompiendo con los pactos de rotación que le daban sentido al sistema de rotación de partidos del poder. La coyuntura de crisis económica que se vivía durante aquellos años potenció el malestar que llevó a la insurrección.

En 1866 el General Joan Prim había liderado un pronunciamiento que fue conocido con el nombre de la Revuelta de los Sargentos de San Gil. Este intento finalmente fracasó pero allanó el camino a nuevas tentativas de destronar a Isabel II.

En Agosto de ese mismo año se había sido firmado entre progresistas y demócratas el Pacto de Ostende con el objetivo de desalojar a la reina y democratizar el sistema. El resultado será la insurrección de 1868.

Con la Revolución Gloriosa de 1868 se inicia un periodo conocido como Sexenio Revolucionario, en el que se intentará democratizar las estructuras políticas y sociales del país.

Foto Vía: Wikipedia

Publicado en: Edad Contemporanea, Historia de España

Tags: , , ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top