La Escuela de Atenas pintada por Rafael

La Escuela de Atenas, Rafael

La Escuela de Atenas es una de las mejores pinturas del genio del Renacimiento Rafael Sanzio o Rafael de Urbino.

Este fresco fue pintado en 1510 como encargo para decorar una de las estancias vaticanas, concretamente la Stanza della Segnatura. Rafael quiso representar un debate por el razonamiento sobre la verdad, entre Platón y Aristóteles, en medio de la Escuela de Atenas y con sus filósofos como testigos.

Destaca en esta obra la perspectiva y profundidad lograda por Rafael, pintando arcos sostenidos por columnas, dando lugar en medio, a un gran pasillo galería, haciendo que toda mirada hacia la composición converja en el centro, en las dos figuras de los filósofos más importantes de la Antigüedad, Platón y Aristóteles.

El marco arquitectónico que envuelve la composición recuerda el proyecto para la Basílica de San Pedro hecho por Bramante.

La obra es además un retrato de las figuras más importantes, contemporáneos de Rafael, identificando sus rostros con los personajes más destacados de la filosofía, las matemáticas y las ciencias en la época clásica.

En el centro Platón con el rostro de Leonardo Da Vinci, sostiene el Timeo y señala al cielo con un dedo, junto a él Aritóteles con la Etica en un brazo y señalando hacia la Tierra, las dos concepciones filosóficas de estos maestros, cielo y Tierra.

Delante en primer plano y apoyado en una piedra cúbica, Heráclito, con el rostro de Miguel Angel, detrás de él y con la túnica amarilla, Parménides y justo a sus espaldas la única figura femenina de la composición, Hipatia de Alejandría, unos dicen que es el retrato de la Fornarina, amante de Rafael y otros que es el de Francesco Mª della Rovere.

Junto a Hipatia hay tres figuras que representan a un joven que es Federico II Gonzaga, Averroes con turbante, Empédocles y Pitágoras. Justo a la izquierda apoyado en una columna con túnica azul está Epicureo y detrás Zenón.

En la parte alta y sobre Hipatia, hay un grupo de personajes, el primero de la izquierda tocado con un casco es Alejandro Magno, junto a él, Jenofonte, Esquines y Sócrates vestido de verde.

Pasamos a la parte derecha, en las escaleras recostado nos encontramos con Diógenes, en el grupo de a su izquierda, agachado pintando en una pizarra, Arquímedes, retratado con la tez de Bramante, a su lado de espaldas, Claudio Ptolomeo, a su frente y de izquierda a derecha, Estrabón, Apeles tocado con un bonete negro y el rostro del propio Rafael y Protógenes como El Sodoma. En la parte alta y con una túnica roja Plotino.

También se ha querido ver en esta pintura la representación de las siete Artes, Gramática, Aritmética, Música, Geometría y Astronomía y en lo alto de la escalera Retórica y Dialéctica.

Imagen: C.W

Publicado en: Edad Moderna

Tags: ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top