Tomás de Torquemada y la Inquisición española

Tomas de Torquemada

Algunos lo han considerado un monstruo al servicio de Dios, incluso otros como azote, como plaga. ¿A quién no le suena el nombre de Tomás de Torquemada?, ¿y si lo unimos al escenario de la Inquisición?. Torquemada era un dominico, curiosamente de ascendencia judía por parte de su abuela, que se había convertido al cristianismo al casarse, el máximo inquisidor general.

Había nacido en Valladolid en 1420, y desde joven ya profesó vocación eclesial. No en vano su tío era el teólogo Juan de Torquemada, quien ayudó a Tomás a que entrara a formar parte de la orden dominica. De monje de esta orden pasó a prior del Monasterio de la Santa Cruz de Segovia, y de ahí, a los 63 años, a Gran Inquisidor.

Tomás de Torquemada fue además el confesor de la reina Isabel la Católica desde la niñez de esta. Precisamente fue Isabel, ya como reina, quien nombró a Torquemada en 1483 Inquisidor General de la terrible Inquisición española.

Me imagino que sabéis en qué consistía la Inquisición, ¿no?. Los Reyes Católicos, tras la expulsión de los moriscos, no se fiaban mucho de los judíos por aquella época, ya que su lealtad al Estado era un tanto sospechosa. De ahí que había que crear un cuerpo que estuviera al tanto de las conversiones al cristianismo de estos judíos.

A tanto llegó la desconfianza que, el propio Tomás de Torquemada, proyectó la expulsión de los judíos de España en 1492. La Inquisición se encargaba de vigilar a los judíos y musulmanes que se habían convertido al crstianismo para que no practicaran en secreto sus antiguas religiones. A los que no cumplían las normas eran condenados a la hoguera.

Se cree que entre 1480 y 1530 murieron en la hoguera más de dos mil personas. A esto hay que unirle las torturas y los saqueos, ya que cualquier persona que se opusiera a la Inquisición podía quedarse sin nada, ser arrestado o condenado por hereje. Si tenían suerte y lograban la libertad eran expulsados a los guetos a vivir en situación muy precaria.

A día de hoy aún resulta difícilmente explicable la doble vida de este hombre, quien por un lado perseguía hasta la muerte a los supuestamente considerados como herejes, y por otro llevaba una vida tremendamente religiosa y asceta.

Foto Vía Britannica

Publicado en: Edad Media Baja, Historia de España

Tags: , , ,

Imprimir Imprimir




2 comentarios

Comments RSS

  1. mario aorta dice:

    que fue de los mas hipocritas serviles que dicen adorar a DIOS pero que por dentro con sus obras lo maldicen….

  2. lupita dice:

    ahorasi que conuna mano acarisia y con la otra golpea , pase directo al infierno

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top