Las Brigadas Internacionales en la Guerra Civil

Brigadas Internacionales

Hombres y mujeres de todo el mundo llegaron a España durante la Guerra Civil española con la única intención de apoyar activamente a la República y combatir el fascismo. A ese grupo ingente de personas la historia los conoce como las Brigadas Internacionales.

Más de dos mil quinientos voluntarios llegaron a España desde lugares como Gran Bretaña o Irlanda para adherirse a las Brigadas Internacionales. De aquel grupo, unos quinientos murieron en la Guerra Civil. Aquelloos voluntarios venían con la intención y la motivación manifiesta de luchar contra una dictadura. Siempre creyeron en poder detener la línea del fascismo, así que tomaron las armas para luchar contra ella.

Voluntarios extranjeros que vinieron de hasta 54 países distintos. Se cree que fueron un total de casi sesenta mil, de los cuales murieron unos quince mil. Mientras tanto, las fuerzas nacionalistas de Franco habían recibido la ayuda del Canciller alemán, Adolf Hitler, y el dictador italiano, Benito Mussolini. Precisamente, las tácticas relámpago nazi fueron probadas en la contienda española.

Francia fue el país que más colaboró con los voluntarios republicanos, llegando a una cifra de unos diez mil. Allí lucharon con denuedo en batallas tan emblemáticas como la del Jarama, la de Brunete, Belchite, Aragón, el Ebro, Teruel…

Algunos historiadores creen que cuando estalló la Guerra Civil española, 18 años después del fin de la Primera Guerra Mundial, algunos países como Francia o Gran Bretaña no estaban listos para volver a sufrir un conflicto armado. Eso no impidió que aquellos voluntarios que así lo pidieron viajaran a España movidos por su ideología antifascista.

Muchos de ellos sin embargo ya vivían en España. Sin embargo, el Comité de Londres para la No Intervención en la Guerra Civil española decretó el 5 de julio de 1938 la retirada de las fuerzas extranjeras. Fue un momento clave para ambas tropas. Aquello supuso para Franco un enorme alivio. El 28 de octubre de 1938, Barcelona da su último adiós a las tropas de las Brigadas Internacionales. Apenas tres meses después, las fuerzas nacionalistas tomarían la ciudad barcelonesa.

Aún así, muchos de aquellos hombres tuvieron muchos problemas para regresar de nuevo a sus países de origen. De aquellos hombres tan sólo queda el recuerdo y el valor, la heroicidad de luchar simple y llanamente por unos valores que consideraban los justos y correctos. No se enfundaron el coraje ni siquiera por su propio país, algo que ahonda más si cabe su grandeza.

Foto Vía JFabra

Publicado en: Edad Contemporanea, Historia de España

Tags: , , , ,

Imprimir Imprimir




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top