Operación Valkiria, fallido atentado contra Hitler

Adolf Hitler

Uno de los últimos intentos por asesinar a Adolf Hitler fue el denominado “Operación Valkiria”, un peligroso plan llevado a cabo por un grupo de oficiales de la Wehrmacht (las fuerzas armadas alemanas) organizados por el coronel Claus von Stauffenberg y que implicaría el uso de las reservas del ejército, una unidad preparada para entrar en acción ante  disturbios civiles o la sublevación de los millones de esclavos trabajando en fábricas alemanas.

La idea de eliminar a Hitler comenzó a desarrollarse desde 1938 por parte de diferentes comandantes de la Wehrmacht, pero la popularidad entre las masas que el ejército contrajo tras los continuos triunfos tanto para Hitler como para los altos oficiales, les hizo cambiar de opinión. Posteriormente, en 1943, en pleno transcurso de la Segunda Guerra Mundial, las fuerzas alemanas se vieron desfavorecidas en la Batalla de Stalingrado, la contraofensiva soviética que culminó en la Batalla de Kursk y la total derrota germana en África. Este acontecimiento genero el momento propicio para un nuevo intento en el deseo de asesinar a Hitler e iniciar un golpe de Estado.

Una tarea de semejante altos vuelos requería de alguien dispuesto a jugarse todas las cartas en el asunto y pensando en esto, el coronel Henning von Tresckow, quien trabajaba como parte del Estado Mayor del general Fedor von Bock, reclutó en la conspiración al coronel Claus von Stauffenberg, herido de guerra en África, quien se mostró dispuesto a realizar personalmente el intento de asesinar a Hitler.

Sin embargo, el objetivo, ahora era más difícil de alcanzar. Las derrotas de las tropas alemanas entre 1942 y 1944 dificultaron los planes de asesinar a Hitler, pues éste ya no aparecía en público a diferencia de años pasados y pasaba la mayor parte del tiempo en su cuartel general militar conocido como Wolfsschanze (Guarida del Lobo).

A principios de 1944, Stauffenberg  dispuso de dos oportunidades para asesinar al líder alemán pero no fueron ejecutadas debido a que el plan requería eliminar también a los posibles sucesores de Hitler, Hermann Goering y Heinrich Himmler, jefe máximo de las SS. Este último pocas veces concurría a las reuniones ya que recibía órdenes directas.

El tiempo corría  y la Gestapo pisaba los talones de Stauffenberg, quien tenía en cuenta que podía ser arrestado en cualquier momento. Ante esta realidad, se decidió aprovechar cualquier ocasión para asesinar a Hitler y derrocar al régimen nazi.

En la mañana del 20 de Julio de 1944, Stauffenberg partió en un avión hacia Rastenburg, localidad de Prusia, para luego trasladarse hacia la “Guarida del Lobo” con una bomba oculta en el maletín. Mientras se llevaba a cabo la conferencia junto a otros jefes militares, Stauffenberg, que se encontraba bordeando una enorme mesa con mapas, activó la bomba en su maletín, lo ubicó por debajo y luego pidió permiso para retirarse por unos minutos fuera del recinto. La bomba estallo matando a cuatro oficiales e hiriendo gravemente a otros cinco pero dejando a Hitler, Jodl y Keitel sólo con heridas muy leves. Stauffenberg se dirigió nuevamente a Berlín convencido de haber asesinado a Hitler y listo para poner en marcha “Operación Valkiria”.

La orden fue ejecutada. Los soldados rodearon la sede ministerial de Joseph Goebbels, canciller de Alemania, a fin de arrestarlo pero este logro comunicarse, mediante una línea privada, directamente con Hitler algo recuperado ya, quien transmitió órdenes para el general de las tropas de reservar, Otto Remer, dándole a conocer que estaba vivo e indicándole que se trataba de una rebelión y que se dispusiera a capturar a los traidores.

Considerando que ya no había esperanzas de continuar con el plan, muchos conspiradores cambiaron de bando tratando de salvar sus vidas menos Stauffenberg, Olbricht y otros oficiales que insistieron en continuar con el golpe de estado pero que luego fueron arrestados y fusilados uno por uno.

Publicado en: Edad Contemporanea

Tags: ,

Imprimir Imprimir




2 comentarios

Comments RSS

  1. Hola.

    Hoy he descubierto con gran sorpresa tu blog. Me parece una página muy documentada, trabajada e interesante. Por eso, he decidido añadirte a mi apartado de “Blog de Historia” y, si te gusta mi sitio, me agradaría mucho que me enlazaras.

    Un saludo.

  2. sebastian dice:

    este blog esta exelente, me ha servido mucho en mis trabajos de historia y me ha dado mucha informacion que para mi era total mente desconocida.
    la voy ha recomendar.
    nos vemos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top