Breve historia de los vikingos

Los vikingos

Los vikingos, procedentes de las frías regiones de Escandinavia, atacaron y conquistaron muchas partes de Europa, así como lograron ampliar sus asentamientos hasta el Nuevo Mundo. Todo comenzó a finales del siglo VIII, cuando bandas de feroces guerreros del norte comenzaron a aterrorizar a los pueblos de la Europa occidental. Estos marineros y capacitados combatientes violaron, saquearon, asesinaron y esclavizaron a pueblos enteros. Hoy en día se les conoce como los vikingos.

Pequeños en número, se cree que sólo existían dos millones de vikingos en total, estos guerreros forman parte de la historia de Europa, instalándose sobre todo en diversas partes de Gran Bretaña y Rusia. Pero, además de las cruentas batallas y los episodios más tristes, fueron los responsables de la revitalización del comercio europeo tras el colapso y el bloqueo del Imperio Romano.

Lo que conocemos hoy de los vikingos es que pertenecían a tres culturas diferentes: los daneses, los noruegos y los suecos. A pesar de que provenían de lugares distintos, estaban unidos bajo una misma lengua, una misma cultura y una misma religión pagana. Además de todo esto, les unía una sed insaciable de riqueza y gloria.

Una de las primeras incursiones vikingas en la Europa occidental tuvo lugar en Northumbria, a lo largo de la costa norte de Gran Bretaña, por parte de los vikingos daneses. En menos de 50 años, los vikingos lograron bajar, a través de las vías fluviales, a ciudades como Rouen o Nantes, en Francia. Se deslizaban en silencio por los ríos, a bordo de sus célebres barcos, robando en iglesias y monasterios, asesinando a los hombres y esclavizando a mujeres y niños. Las incursiones vikingas en Europa comenzaron a disminuir a partir del año 1000.

Mientras que los daneses se desplazaban por el Mar del Norte y el Canal Inglés, el este europeo era para los vikingos suecos. Ellos se encargaron de recorrer el Mar Báltico, viajando por los profundos ríos de lo que hoy es Rusia. Incluso llegaron hasta la capital bizantina de Constantinopla. En Kiev, la capital de Ucrania, los vikingos establecieron colonias permanentes y crearon una nueva cultura en aquellos lugares que nunca antes habían tenido vínculos de unión con Escandinavia.

La sociedad vikinga era muy dura, incluso para ellos mismos. Las personas que eran rechazadas por la sociedad, ya sea por haber cometido delitos como el asesinato, no tenían más remedio que buscar otro lugar donde vivir. Así es como muchos vikingos viajaron mucho más allá de Europa, primero a Islandia y Groenlandia, e incluso algunos a la costa de Canadá y Nueva Inglaterra. Así fue como, bajo el reinado de Harald Fairhair, nacieron las primeras colonias vikingas en el Nuevo Mundo.

Nadie sabe con certeza porqué los vikingos comenzaron sus incursiones en la Europa occidental. Tal vez lo que necesitaban era más tierras, o bien un deseo de fama y gloria. Cualquiera que fuera la razón, los vikingos ayudaron a formar a la sociedad europea, dejando atrás el mundo antiguo y acercándonos a la Edad Media.

Publicado en: Edad Antigua

Tags:

Imprimir Imprimir




11 comentarios

Comments RSS

  1. jose dice:

    me gustaria conocer mucho mas sobre esa civilizacion

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top